miércoles, 5 de diciembre de 2012

OTOÑO ECUESTRE

El invierno sirve para reflexionar sobre el toreo y también para experimentar cosas nuevas en pintura. Al refugio del campo pueden salir temas tan extremadamente pictóricos como el acoso y derribo y la doma vaquera. Vaya desde aquí mi homenaje al caballo y las costumbres de siempre.

 Último arreón, óleo sobre lienzo, 73x60cm

Nudo vaquero, óleo sobre tabla, 61,5x41,5cm